miércoles, 6 de mayo de 2015

A PROPÓSITO DEL DÍA DE LA MADRE

Dejando de lado la fiesta comercial que se nos ha impuesto desde El 12 de Abril de 1924 que se promulgó una resolución suprema en Perú por la cual se declara el segundo domingo del mes de mayo como Día de la Madre, quisiera entrar a aquello que tal vez por culpa de estas vistosas fiestas olvidamos, ¿qué es mamá?

Mi madre, una mujer fachosa y elegante, de extracción cajamarquina y muy buen andar, era una señora de su casa, con el afán de criar niños lindos y educados y con el agregado que su vida estaba avocada a la ación social.

Te recuerdo Tere, así le decía a mi madre, te recuerdo con la siguiente agenda:

Martes: Casa Hogar San Martín de Porres (Obra de apoyo social)

Miércoles: Paroquia San Juan María Vianney (Pro Templo y obras sociales)

Jueves: Visita a los ancianos de la Av Brasil

Sábado: Visita a mis tías, sus hermanas

Domingo: 8 am reparto de desayuno a ancianos desamparados, 11.30 misa en la Parroquia San Juan María Vianney, a cargo del Kiosco pro templo.

Este recordaris, fuera de los postres realizados en casa, la deliciosa comida y las labores de casa netamente como el tejido y el bordado, eran temas de las señoras de antes.

Ahora ustedes dirán ¿qué escribe Brignole?, ¿está loco?

No señores, resulta que mi madre, esa hermosa mujer serrana, me estaba preparando para la vida.

Me enseñaba a ser una persona con principios y valores fuertes en la ayuda social y el desarrollo humano, me enseñana a que la vida podía parecer fácil pero que habían muchísimas personas que sufrían.

Me enseñaba además a que un hombre solo, un hombre viejo (que no es mi caso) si no está preparado sufre de viejo, no vale.

Y es así que le debo a mi madre saber lavar, planchar, cocinar, hacer basta, surcir, barrer, y un poco de crochet.

Mamá, Tere, como te gustaba que te llamara, Gracias por haberme preparado para la vida, gracias por haberme dado las pautas para poder elegir a una buena esposa y guiar con fe y cristianismo mi hogar,

Gracias Tere por haber sido el roble de la casa y la esperanza de una nueva generación

Feliz día mamá, me siento orgulloso de parecerme a ti y ser como tu hubieras querido
Publicar un comentario

Seguidores Sin Límite